¿Qué puedes hacer por tu salud en tu puesto de trabajo?

Según la OMS, la insuficiente actividad física, que es uno de los factores de riesgo de mortalidad más importantes a escala mundial, va en aumento en muchos países, lo que agrava la carga de enfermedades no transmisibles y afecta al estado general de salud de la población en todo el planeta.

Las personas que no hacen suficiente ejercicio físico presentan un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% superior al de aquellas que son lo suficientemente activas.

La mayoría de las profesiones en la UE tienen una demanda energética total baja, y cuando el trabajo exige un esfuerzo físico, el estrés normalmente se debe al hecho de que se sobre-esfuerzan músculos específicos de forma local y monótona. En este sentido, sería valioso que se implementaran programas o existiera una planificación del lugar de trabajo para que los trabajadores incluyan la actividad física en sus rutinas diarias o semanales (Comisión Europea).

Sedentarismo vs Falta de Ejercicio Físico

Ambas cosas son perjudiciales para la salud, pero no debemos confundirlas ni pensar que con una compensamos otra, es decir, que solamente realizando algo de ejercicio a la semana NO se compensa el hecho de pasar sentado muchas horas al día, se deben combinar ambos aspectos, es decir, pasar el menor tiempo sentados y realizar ejercicio físico.

La importancia de no permanecer mucho tiempo sentados y moverse frecuentemente queda patente en las conclusiones obtenidas en un reciente metaanálisis (estudio), donde apuntan lo siguiente:

"la cantidad de tiempo que una persona pasa sentada al día está asociada con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y mortalidad, independientemente de que se realice ejercicio físico."

Sin embargo, en el mismo estudio se indica que las personas que realizaban más cantidad de ejercicio presentaban menor riesgo que las que hacían poco o nada.

Y en este sentido, en otro metaanálisis más reciente publicado en la prestigiosa revista The Lancet (estudio) se concluía que la cantidad de ejercicio físico que podría disminuir el incremento de riesgo de muerte asociado al tiempo de permanencia sentado es de 60-75 minutos diarios.

¿Qué puedes hacer tú?

Como trabajador/a, puedes incorporar hábitos saludables en tu rutina laboral con sencillos gestos como los siguientes:

Trayectos activos

  • Aumenta el número de días que vas al trabajo a pie o en bici
  • Camina más minutos en el trabajo y en la vida diaria

Pausas Activas (ir a apartado específico)

  • Levántate del puesto de trabajo o cambia de postura, por lo menos cada 45 minutos
  • Realiza al menos una pausa activa de 5 minutos cada 2 horas en el puesto de trabajo
  • Utiliza las escaleras siempre que sea posible

Más Ejercicio Físico (ir a apartado específico)

  • Incrementa el número de minutos que realizas actividades físicas moderadas
  • Incrementa el número de minutos que realizas actividades físicas intensas (bajo supervisión si es necesario)
  • Sigue una alimentación sana e hidratación adecuada

 

También te puede interesar:

Última modificación: 24/07/2017