Día Mundial de la Parada Cardíaca

La Universidad de Zaragoza celebra, un año más, el Día Mundial de la Parada Cardíaca, una iniciativa que partió del Parlamento Europeo en el año 2012, de concienciación sobre la importancia del paro cardiaco, destinada a mejorar la sensibilización y educación del público general y de los profesionales sanitarios de cómo detectar y qué hacer ante una situación de paro cardiaco.

 

Por este motivo, desde Unizar Saludable, en alianza con profesionales sanitarios de la comunidad aragonesa, se organiza el viernes 21 de octubre una jornada de divulgación y formación sobre las técnicas de resucitación cardiopulmonar (RCP) y de utilización de un desfibrilador automático (DEA) o semiautomático (DESA). Así, se ofrecerán pequeños talleres gratuitos dirigidos a cualquier persona interesada, durante toda la mañana, en la zona del estanque del C.S.Francisco.

 

  •  QUÉ SE VA A HACER: 

Talleres gratuitos (20 min. aprox.) de realización de RCP y utilización de DEA/DESA.

  • QUÉ VAS A APRENDER: 

Se enseñará a detectar una situación de paro cardiaco y a iniciar de forma precoz lo que se ha venido a llamar “cadena de supervivencia”.

  • DÓNDE:

Campus San Francisco (zona del estanque, en el entorno del Mercado).

Se contará con 20 puestos equipados con maniquís de adulto + 5 con maniquís pediátricos para poder ofrecer una formación simultánea de hasta 50 personas.

  • CUÁNDO:

El viernes 21 de octubre, en horario de 9:00h a 14:30h.

  • QUIÉN PUEDE PARTICIPAR:

Cualquier persona puede realizar estos talleres y aprender estas técnicas.

  • CÓMO PARTICIPAR:

Acércate al puesto de control (al lado de la ambulancia) para que te asignen una cita, si hay plazas libres.

RCP Day

 

 

Si quieres hacerte una idea de qué te encontrarás, puedes echar un vistazo al álbum fotográfico de la última edición que se organizó en el Campus San Francisco: VER FOTOS 

 

 

Por qué es importante conocer las técnicas de RCP y utilización de DEA/DESA 

La muerte súbita es un problema de gran magnitud: Cada año, alrededor de 350.000 personas en Europa sufren una parada cardiorrespiratoria (PCR) fuera de los hospitales. Está demostrado que la RCP realizada por testigos triplica e incluso hasta cuadriplica la supervivencia. Sin embargo, sólo 1 de cada 5 víctimas reciben RCP.

A nivel nacional se estima alrededor de 30.000 personas las que fallecen cada año por una parada cardiaca. La supervivencia actual se sitúa en torno al 5% pero podría aumentar al 15% si se practican las maniobras de RCP, y hasta el 30% si además hay un programa de desfibriladores en el área, lo que significarían entre 4.500 y 9.000 muertes menos al año sólo en nuestro país. Eso es más del triple de la cifra de fallecimientos en accidente de tráfico anuales.

Hoy en día sigue existiendo un gran desconocimiento por parte de la ciudadanía en cuanto al reconocimiento de la parada cardíaca y la forma de actuación en los primeros minutos hasta la llegada de la ambulancia. Las pesonas que presencian una parada cardíaca habitualmente llaman al 112 o al 061 para informar (primer eslabón de la cadena de supervivencia). Sin embargo, son muy pocas las que inician las compresiones o masaje cardíaco. El desconocimiento de las técnicas de RCP y falta de formación hacen que las personas tengan miedo a actuar, sin saber que sus manos pueden salvar vidas y minimizar las secuelas a largo plazo, ayudando a ganar calidad de vida. Se calcula que cada minuto que pasa desde que se ha producido una parada cardíaca sin recibir atención disminuye un 10% las posibilidades de supervivencia para la persona que ha sufrido el paro.

Última modificación: 21/10/2022